lunes, 3 de septiembre de 2012

'La llama de la libertad', campaña para mejorar la situación en el Tíbet


La casa Tíbet de Barcelona fue el escenario de la nueva campaña de sensibilización para alertar del proceso de genocidio cultural que está sufriendo el país de las nieves. Bajo el nombre de La llama de la libertad se presentó el viaje de la comitiva por 17 países de Europa. Durante su recorrido explicarán la situación límite en la que se encuentra el pueblo tibetano tras sesenta años de colonización china.

La campaña, apodada La llama de la libertad, pretende dar a conocer las injusticias de la ocupación china en el Tíbet, bajo la cual se ha llevado a cabo un proceso de genocidio cultural. La situación lejos de mejorar ha empeorado en los últimos años. Desde el 2008, las fuerzas de seguridad chinas han practicado medidas más duras y totalmente contrarias a los derechos humanos. Lamentablmente, muchos tibetanos han elegido la inmolación como forma de protesta ante esta situación. A pesar de sacrificar sus vidas, esas acciones no han conseguido tener mucho impacto en la comunidad internacional. La campaña La llama de la libertad tiene como objetivo que las Naciones Unidas envien observadores al Tíbet para analizar la situación, y en caso negativo, presionar a China para que se comporte como un estado moderno. Ahora el pueblo tibetano se levanta una vez más dar a conocer sus sufrimientos y pedir ayuda a aquellos que antepongan los valores humanos a los económicos. Ojalá los mandatorios de los países europeos escuchen la voz de su corazón y no la de la calculadora.