jueves, 30 de mayo de 2013

Percepción convergente



La realidad, esa definición arbitraria para designar el mundo que nos rodea, es motivo de discusión para pensadores desde los primeros pasos de la humanidad. Y, resulta alentador ver como hay muchos puntos en común sobre el mundo que nos rodea en ambas tradiciones. Si desde oriente nos llegan enseñanzas sobre la realidad como una ilusión, una venda que cubre nuestros ojos y nos ciega ante la realidad última, llamase Tao, vacuidad, o unidad primordial, desde occidente también hemos desarrollado puntos de vista similares. Véase Platón y su mito de la caverna. Es sorprendente descubrir, que hoy en día la física moderna dice que muchas de estas visiones de la realidad pueden ser ciertas, ya que a escala subatómica todo parece hallarse conectado y entrelazado por infinitesimales cuerdas que crean un tapiz de energía. 


En cierta manera, creo que siempre se ha dado esa confluencia filosófica entre ambos mundos, que solo el tiempo, la superstición y la avaricia de los hombres ha conseguido separar dando lugar a lo que hoy conocemos como religiones las grandes religiones monoteístas: el Cristianismo, El Islam y el Judaísmo.

En todas hay evidentes rastros de los axiomas de la filosofía oriental sobre la realidad, como por ejemplo, en la rama del Islam conocida como el sufismo cuyo nombre en árabe (tasawuf) significa el camino de la luz. O, en los manuscritos de Nag Hammadi donde se describe a un Jesús que predicaba un mensaje muy diferente, basado en términos como falsa ilusión, ignorancia y sufrimiento, en lugar del mensaje que nos llega de pecado y salvación.

Así que esta es la pregunta que os planteo ¿ Son las grandes religiones monoteístas actuales: cristianismo, el Islam y el judaísmo producto de una devaluación de estas teorías cognitivas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario