lunes, 13 de enero de 2014

'¿Quién quiere ser millonario?' de Vikas Swarup


Leer Quien Quiere Ser Millonario de Vikas Swarup es como un viaje a toda pastilla por los arrabales de las ciudades superpobladas de la India. Una carrera a contrareloj donde la muerte espera al protagonista en cada esquina y cada calle marginal está superpoblada de personajes dickensianos, malvadísimos que te hacen perder la fe en la humanidad. Pero a medida que empiezas a conocer a su protagonista, el joven Thomas, empiezas a recuperar la esperanza , gracias a la bondad innata del personaje, quien deberá afrontar terribles retos para sobrevivir en los suburbios más jodidos y hediondos de una India colosal, magnética y vibrante aunque dura y cruel a más no poder.

Para narrar esta historia, el autor utiliza una estructura muy inteligente donde se nos presenta al joven protagonista como único ganador de un programa concurso. Cada  escalón hacia la recompensa económica, es un capítulo del libro y cada uno de ellos es la historia de una desventura demencial  del personaje.  Así, paso a paso, Vikram Swarup ilustra todas las putadas que el joven Thomas ha pasado en la vida, desde su infancia con un monje cristiano (quien mure a manos de otro religioso drogadicto y perturbador),  a su paso como cautivo  a manos de las mafias que controlan la mendicidad en Bombay (y mutilan a los chicos para ello) hasta el encuentro de su auténtico amor.  Todo ello, adrezado con música, cine de Bollywood  sabores y esencias de la autentica India donde se  retratan las cualidades, que en el pellejo del protagonista, debe reunir el prototipo de hombre legal y bueno de la India por antonomasia. A saber, una persona que después de pasar la vida inmersa en los peores marrones inimaginables saca fuerzas heroicas para plantar cara a las adversidades y hacerlo con un altruismo y una fuerza que sin duda inspirarán a muchos de los lectores de esta obra.  


Este libro en su sentido profundo también es un canto a la unicidad de las religiones en un territorio siempre con disputas  entre sus tres principales credos (hinduismo, Islamismo y cristianismo) que se encarnan en el triple nombre del protagonista Rama Mahoma Thomas. Tres identidades que al final en lugar de desligar el alma del protagonista lo exhortan hacia el punto en común que tienen los credos: hacer el bien, sin preocuparse a quién. Resulta realmente maravilloso, en cierto sentido poético, el libro donde al final, gracias al corazón del chaval, todas sus obras confluyen en un punto decisivo: conseguir el premio del concurso. Cada paso de su vida, genera su propio karma, y al final el joven Rama Mahoma Thomas, bajo los focos de un programa televisivo ve como todas las acciones de  su vida le han llevado hasta ese punto. Y, cada una de sus buenas acciones, le retribuye un ayuda para poder ganar al concurso Y…. Aunque no os vamos a desvelar el final. Os recomendamos totalmente su lectura, aunque hayáis visto la peli, por las dimensiones, matices, olores y sensaciones, que añade el texto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario