martes, 29 de julio de 2014

Corre amigo, corre… Llegan los zombis a la realidad de la mano de la droga ‘caníbal’





La ficción ha saltado a la realidad: parece que esa fijación atávica de Hollywood con los zombis caníbales se ha cristalizado en nuestro plano de existencia - Sí es raro y da un mal rollo de cojones-. El caso es que cada vez salen más sucesos escalofriantes, relacionados con el efecto de la MDPV o como se conoce popularmente ‘la droga cannibal’. ¿Quién tiene cojones para tomar esta mierda? ¿De dónde sale? Son preguntas que te asaltan sin dudarlo cuando ves que su consumo, provoco, por ejemplo que hace dos años en EE.UU, un joven veinteañero se comiera el 75% de la cara de un vagabundo y acabara abatido por la policía.




Se escucha por ahí que son ‘sales de baño’; que a quien sienta mal lo convierten en zombie. Pura literatura: se empezaron a vender bajo el disfraz de que eran sales de baño, pero no tienen ninguna relación química con esos productos de baño - así que no: tus sales de baño no pueden convertirte en caníbal-. El caso es que la MDPV está sintetizado a partir del Qat, una planta de origen africano, ya fue descubierto en los años 20 del siglo pasado, pero no ha sido hasta esta década que químicos clandestinos la han convertido en una droga con visibilidad. Se trata de la planta con propiedades psicoestimulantes más potentes que se conoce hasta el momento. Sus principios activos son los alcaloides psicotrópicos catina y catinona, relacionados con las anfetaminas y la efedrina.

En definitiva: estimulación del Sistema Nervioso Central y, su consiguiente, efecto de euforia a nivel psíquico. ¿Pero cuándo pasa de convertirse en algo ‘común’ a una especie de posesión demoniaca?. Energy Control ha indicado que “esta sustancia, tiene propiedades farmacológicas muy parecidas a las anfetaminas y como todos los estimulantes de este tipo provocan efectos como la euforia, energía o eliminación del cansancio en los usuarios pero no "ataques caníbales".

¿Pero de dónde viene este rollo caníbal a lo thriller de Michael Jackson? ¿Se estará propagando por el mundo el amanecer de una nueva era zombie?. De momento, no se tiene respuesta a esos interrogantes y se teoriza que puede haber un efecto combinado entre la MDPV y el alcohol más otras sustancias, que despierta el lado más reptiliano del ser humano. Aunque ya se tienen datos contrastados empíricamente sobre los efectos de esta droga sintética que apuntan a que los efectos de cinco miligramos de MDPV pueden durar hasta ¿una semana?. Parece increíble. Dicen además que el consumidor se siente fuera de su cuerpo e incluso que todas las personas que le rodean pretenden atacarle. Su cuerpo, además, deja de sentir dolores tan extremos como la fractura de una extremidad.


Puro ataque zombie.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario