martes, 26 de agosto de 2014

Las que probablemente son (o han sido) las peores cárceles del mundo



Hay cárceles en el mundo que son mucho más que un presidio. Penales perdidos en los rincones más oscuros y tétricos del mundo, donde el infierno irrumpe en la tierra y todo rastro de esperanza desaparece. Ese es el caos, por ejemplo, de la penitenciaria de Gitarrama, en Ruanda, donde mueren cada día 5 reclusos y se cree que se practica el canibalismo; la prisión de Tamdor, en Siria, donde te pegan un latigazo por mirar al cielo a través de los tejados sin techo, o la prisión de Drapchi, en Tíbet, donde los cárceleros obligan a los prisioneros a jugar a la temida 'ruleta rusa' con un revólver.

 

TUOL SLENG (S-21), Camboya: el horror de los jhemeres rojos


Tuol Seng era el nombre de la prisión de máxima seguridad ideada por el régimen camboyano de los Jemeres Rojos en la capital del país, Phonm Penh. Antes de la revolución del Pol Pot, fue un instituto, pero después de la instauración de este régimen de corte comunista en 1975, se convirtió en una de las peores prisiones de la historia: las ventanas se tapiaron, el patio se lleno de alambradas y las aulas se convertieron en galerías de celdas y salas de tortura.

Casi todo los que entraron en ella, no volvieron a salir. Según los archivos del Museo del Genocidio de Tuol Sleng, cerca de 30.000 camboyanos pasaron por las mazmorras del centro de tortura en los cuatro años que se mantuvo activo. Sólo siete consiguieron sobrevivir. 
 
Si quieres ampliar, este es un magnífico artículo sobre la prisión del Tuol Seng: http://goo.gl/Zt9U5C 


Gitarama: la cárcel más atestada del mundo
En esta prisión de Ruanda, mueren 5 personas diariamente como consecuencia de las enfermedades provenientes de la mala higiene, y la escasa alimentación, provocada por el que el número de presos supera 20 veces la capacidad de la prisión. Y, encima muchos de ellos acabaron allí, tras el genocido del 1994 – hazte una idea del lugar– . Se sospecha que la endémica falta de comida ha acabado por introducir practicas caníbales en este presidio, sin duda uno de los peores del continente africano. 
 
  
 En el abarrotado patio de la cárcel de Gitarama las estampidas humanas son frecuentes. La última dejó treinta muertos. 

Tadmor: el 'horror' en medio del desierto

Se dice que en la cárcel de Tadmor, situada en árido desierto de Siria, las celdas no tienen techo, dan al cielo, pero quien se atreve a mirar hacia arriba, recibe un latigazo de los carceleros que están arriba. Una tortura para dejar ciegos a quienes quieran ver un pedazo de firmamento.

Tadmor es el sinónimo del miedo para cualquier sirio. En esta cárcel que crearon los franceses durante su mandato en Siria (1920-1946), no se entra, mayoritariamente, por haber cometido un delito, sino por ser sospechoso de ser un disidente del régimen. Es una cárcel para presos políticos, perdida en medio del desierto. Tan aislada, que nadie sabe con seguridad si esta abierta o no, desde el anuncio de su cierre, tras la muerte de, Hafez Al-Assad, el padre del actual dictador del país. 

   Parte del complejo de la prisión de Tadmor en medio del desierto


Kwan Li So: el peor talego de Corea del Norte

También conocida como Campo 22, es una prisión norcoreana para prisioneros políticos y sus parientes. Se trata del mayor campo de concentración de Corea del Norte. Está diseñado para albergar hasta 50.000 prisioneros. La mayoría han sido encarcelados allí porque eran disidentes eran disidentes del Partido de los Trabajadores de Corea o de su secretario general, Kim Jong-Il.


Se cree que la cárcel de Kwan Li So también alberga a menores, acusados de pequeños delitos. 

Drapchi (Tíbet) : la cárcel tibetana en manos de sociopatas chinos 
La prisión de Drapchi está en Lhasa, la capital del Tíbet, y es básicamente un centro de confinamiento para presos políticos. Y, cuando digo, presos políticos me refiero a cualquier tibetano que levante una banderita de Free Tibet o una estampita del Dalai Lama. Esa clase de mierdas. En las historias sobre la prisión se cuentan las más terribles y aleatorias palizas, torturas con electro-shocks y confinamientos en solitario con la justa ración para sobrevivir. Pero, desgraciadamente, ha tomado más relieve desde que se descubrieron que, de vez en cuando, los guardías obligaban a hacer la temida 'ruleta rusa' con un revolver a algunos reclusos - para quienes no lo sepan, la 'ruleta rusa' consiste en meter una bala en el percutor de un revolver y apuntarte a la cabeza. 1 entre 5 posibilidades de sobrevivir-



    Monje con las manos cruzadas por la espalda: símbolo de la represión en el Tíbet.  


Cárcel de Diyarbakir (Turquía): peor que 'Expreso de Medianoche'

Un lugar donde las torturas son un elemento continuo de presión contra los reclusos – si has visto Expreso de Medianoche, seguro que sabes a lo que me refiero – que ha provocado el suicidio de miles de presos desde que este presidio abrió sus puertas en los años 80. Y, lo hacen quemándose a lo bonzo con su propio colchón para escapar de una de los abusos sexuales por los que es tan tristemente conocida esta prisión. Irónicamente, se encuentra muy cerca de la  fértil área montañosa cercana a la ciudad de Diyarbakir, donde se encuentra el mayor centro de producción de hachís de Turquía. 

En Turquía te pueden caer de cuatro a diez años por posesión de narcóticos - incluido el cannabis; de 6 a 12 si quieres traerte unas placas de costo como souvenir y de 10 a 20 años si ya te lías a producirlo.

 
Turquía es a la vez uno de los países más productores y menos permisivos con las drogas.
 
Hoa Lo (Vietnam): en el Hanoi Hilton a golpe de guadaña.
Esta prisión fue construida por los franceses en 1896 durante la época colonial francesa. Enseguida pasó a albergar casi cuatro veces su capacidad: 2.000 personas se hacinaban atadas en grilletes una al lado de la otra, cuando la capacidad de la cárcel era para solo 450 reclusos. Uno de los elementos más inquietantes de la cárcel de Hoa Lo, es la enorme guillotina que preside la sala de torturas de la prisión, donde los franceses decapitaban a los revolucionarios vietnamitas. Durante la guerra Estados Unidos – Vietnam esta prisión fue utilizada para recluir a los pilotos americanos, capturados entre los que se encontraba el candidato a las presidenciales de 2008 John Mcain. Por eso, los pilotos la llamaban Hanoi Hilton. Aunque cabe decir, que fueron mucho mejor tratados que los revolucionarios vietnamitas por los franceses y volvieron todos sanos y salvos a casa. 

 En la foto, las inhumanas condiciones en las que permanecían, en este caso, las reclusas durante gran parte del día.

 

1 comentario:

  1. Inimaginable el horror que un ser humano puede provocar en otro.

    ResponderEliminar