jueves, 6 de noviembre de 2014

El presidente chino se va de visita a Tanzania (y se lleva de vuelta unos cuantos fardos con márfil de contrabando)


La Agencia de investigación medioambiental (EIA), un grupo ecologista que se dedica alertar de vulneraciones contra el medioambiente en todo el mundo, ha denunciado que durante la reciente visita del presidente chino, Xi Jinping, en Tanzania,aprovecho para comprar marfil de manera ilegal y transportarlo en su avión, tomando ventaja de la ausencia de controles de seguridad que le da sus status diplomático.

En su informe, Crimen, Corrupción y la devastación de los elefantes de Tanzania, la organización medioambiental detalla como se está asesinando a un gran número de elefantes para satisfacer la demanda de este material en China. El gigante asiático es el mayor mercado del marfil en Asia, y es es donde suele acabar casi todo este material obtenido a través de la caza furtiva. Allí, se utiliza para realizar obras de arte o para su medicina tradicional, y tenerlo es un signo de status. 

Parece que responde al 'modus operandi' de una red de contrabando china asentada.


En los últimos años, a causa del control que cada vez más constriñe el movimiento de este material, los empresarios chinos han recurrido a las mafias subsaharians de África para abstecerse de cuernos de elefante. Según un traficante llamado Suleiman Mochiwa, la delegación china de Xi Jinping aprovechó el viaje para comprar grandes cantidades de márfil, tal y como también solía hacer el antiguo presidente Hu Jintao. Mochiwa asegura que la noche después de la visita del presidente chino, se llevaron grandes cantidades de marfil abordo del avión presidencial. Para reflejar su acusación, pone de relieve que durante la estancia de la comitiva china en el país africano, el marfil dobló su precio en el mercado negro hasta colocarse en los 700 euros por kilo.

     El tráfico de marfil es la principal causa de la precaria situación del elefante en el mundo.

En lo que parece una red organizada de tráfico de marfil hacia Asia, se ha descubierto que el año pasado, un grupo de oficiales de la armada china preparó el terreno con los traficantes e hizo pagos de hasta 50.000 dólares a varios reconocidos traficantes de marfil. En el mismo año pasado, un ciudadano chino, acompañado por dos oficiales navales chinos, fue detenido mientras intentaba entrar al puerto con 81 cuernos de elefante obtenidos de manera fraudulenta. 

Cabe recordar que Tanzania es el mayor proveedor de marfil ilegal del mundo y China es el lugar donde llegan la mayor parte del contrabando de este material. En ese orden, la Selous Reserve, la reserva de animales más importante de Tanzania ha visto como su población de elefantes disminuía un 67 % durante los últimos cuatro años, de 38,975 a 13,084. Tanzania ha perdido más elefantes en ese período que cualquier otro país. Solo en 2013 desaparecieron 10.000, el equivalente a treinta al día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario