lunes, 15 de mayo de 2017

Puños albinos para derrotar a la superstición en el Congo

Los nudillos blancuzcos de Mwimba Texas saben lo que es golpear contra la adversidad de la vida. Este albino congolense pasó de las calles de Kinshasha a los principales rings de África gracias a sus puños y a su voluntad de hierro. Su lucha no solo le llevó a los principales cuadriláteros de centroáfrica, sino que además sirvió para encumbrar su gran guerra: la de la lucha de los derechos de los albinos. Una batalla que dirigió desde la Mwimba Texas Foundation y que le sirvió para dar voz a un colectivo, cazado sin compasión por sus supuestas propiedades mágicas. 

Mwimba representa en sí mismo una lucha contra toda la superstición y la hechicería congoleña: albino y no creyente. Una combinación inaudita en la lucha libre congoleña, donde se practica una mezcla de carnicería marcial y sesión espiritista. Una lucha atroz, regada de momentos donde los practicantes se detienen para invocar espíritus y lanzar maldiciones. Una locura que Mwimba dejó para desarrollar una técnica efectivissima que le ha llevado a ganar 594 de los 600 combates que ha disputado. Es una máquina de luchar.  
El caldero de las supersticiones
En el laberinto de calles que forman Kinshaha, se encuentran las formas más raras y bizarras de brujería. No hace mucho, las autoridades congoleñas detuvieron a una banda que se dedicaba a robar y empequeñecer penes para uso de brujería. Los albinos están en el punto de mira de estas organizaciones, también. Hay quienes creen que poseer una parte de su cuerpo atrae dinero y riqueza. Por ello, decenas de albinos son asesinados todos los años en África para elaborar productos de magia negra. Mwimba se ha convertido en el icono más visible de la lucha por sus derechos en África. 

     La realidad de los albinos en África es, tristemente, la de una rareza perseguida.
Gracias a su labor en la Mwimba Texas Foundation, los albinos han dejado de percibirse como seres lejanos del otro mundo. Ahora, su organización se dedica a recaudar fondos para financiar la escuela de lucha para albinos de Mwimba además de productos tales como crema solar, gorras... Pues los albinos son especialmente vulnerables al sol del continente africano y especialmente propensos a desarrollar enfermedades como el cáncer. Mwimba se ha convertido en referente y protector en una tierra donde el sol no es lo único que los abrasa.
Cazadores de albinos
En Tanzania, se les conoce como la 'tribu de los fantasmas'. En Malawi, hay cazadores que se dedican profesionalmente a darles captura desde tiempos inmemoriales. A lo largo y ancho de ese África central, castigada con el perenne calor de los trópicos, los albinos son una presa valiosa para la mano armada de la brujería oscura. La mayoría de los 200.000 albinos que hay en el continente andan con miedo en las principales capitales... Y viven una vida de semi-reclusión en las zonas rurales. Sus miembros son un triste trofeo para sus cazadores, que ven en sus miembros suculenta recompensa.

         La brecha entre albinos y ciudadanos corrientes es grandíssima.
Desgraciadamente, los albinos cada vez están más perseguidos en países de África Oriental como Tanzania, Malawi, Mali, Burkina Faso o Senegal. Las cifras de su persecución son escalofriantes: 400 dólares por una mano y hasta 65.000 por todas las extremidades juntas, genitales, orejas, lengua y nariz. En países como Tanzania, se cree que estas partes protegen de los desastres y son muy demandas en sectores tan precarios como el de la minería o el trabajo agrícola. Los brujos del lugar aconsejan tomar una poción echa con partes de albino para obtener el éxito. 
Puños albinos contra el prejuicio
El legendario Mwimba ha llenado las casas de la República Democrática del Congo con fotografías de sus peleas. Se ha convertido en un ídolo. En un icono. En un albino que ha conseguido tener éxito en un mundo donde muchos de su clase estaban abocados a la mendicidad. ¿Por qué? Por que parte de la superstición africana ve al albino como un castigo de los dioses para con los padres; o en algo diferente: en una infidelidad de la madre con un hombre blanco. De cualquier manera, nunca son bien vistos.


 Mwimba Texas al frente de su fundación, donde acoge a 450 albinos.

Este campeón de lucha libre ha pasado a ser conocido como el 'Mandela de los albinos'. Atributos no le faltan: ha abierto este deporte (tan duro) al colectivo considerado más 'débil' de toda África. Lo hizo, adquiriendo una técnica depuradíssima que le permitió convertirse en uno de los luchadores más destacados del continente. Y además, durante el cenit de su carrera, se ha convertido en el referente nº1 de la lucha contra la discriminación y el abuso de los albinos.

Otros posts que pegan con puños de acero:
- Feerah solo quiere luchar
El ballet metaurbano de Kibera
-Cuando el peso de la extinción vale 5 euros
-El king kong de la droga y el mundo de los simios

No hay comentarios:

Publicar un comentario