Categorías

sábado, 18 de mayo de 2019

Corales ‘Hulk’ para repoblar el mar

Tenemos un serio problema de deforestación, pero no sólo en la superficie donde los árboles se encuentran presos entre islas de cemento, sino en ese gran territorio que son los océanos que cubren las 2/3 partes del planeta. El Cambio Climático está matando a los arrecifes de del mundo debido a la acidificación de los océanos. La Start up Coral Vita está desarrollando una cepa de corales que crecen 50 veces más rápido que los normales. Arrecifes del tipo ‘Hulk’ que podrían ayudar a luchar contra la total desaparición de los bosques submarinos prevista para finales de siglo. 


miércoles, 15 de mayo de 2019

¿Y si reverdeciéramos el Sahara?

¿Y si reverdeciéramos el Sahara? Puede sonar a una idea loca y pintoresca, pero sus implicaciones podrían ser interesantes en un esfuerzo para luchar contra el Cambio Climático. Imagínate por un momento qué ganaríamos si convirtiéramos al mayor desierto del mundo en un verde y lujurioso bosque del tamaño de Estados Unidos. Si consiguiéramos hacerlo, retiraríamos 760.000 toneladas de dióxido de carbono cada año de la atmósfera. Pero, ¿cómo podríamos cambiar la naturaleza de tan vasto y aislado paisaje?

sábado, 4 de mayo de 2019

Comuna 13, donde el arte se convierte en el arma más poderosa

Una de las comunidades históricamente más peligrosa de Medellín y por ende del mundo entero, ha experimentado una brutal transformación como consecuencia de la entrada del arte social naturalista entre sus muros. En los años 80, la oscuridad del narcotráfico corrompió la ciudad y la Comuna 13 era el lugar ideal tanto como base de sus operaciones, como para esconder los restos, muchos de los cuales cadávares, que se desprendían de las mismas. Ahora, un grupo de jóvenes artistas están utilizando la naturaleza como arte para devolver la vida a un barrio diezmado por el conflicto armado y la pobreza.



miércoles, 1 de mayo de 2019

10 cosas muy chungas que van a pasar cuando se fundan los polos

Las cosas se van a poner muy chungas en lo que queda de siglo ya que al ritmo actual se habrán derritido los polos en menos de 100 años. Ante tal realidad (ya consensuada por la comunidad científica) no queda otra que luchar contra el Cambio Climático. Las palabras ‘polo norte’ a menudo nos conjuran imágenes de esquimales, mágicas auroras boreales y osos polares. Pero, la cruda realidad es que se está convirtiendo en un vertedero donde osos huérfanos dan vueltas por los vertederos de las petroleras en bloques de hielo desperdigados cual chustas en un domingo de resaca poligonar. 


El Ártico y su ecosistema están intrincadamente conectado con la vida en nuestro planeta y están tomando a una temperatura de casi el doble que el resto de la Tierra. Conocida como la “última área helada del planeta”, el ártico representa el punto culminante de las corrientes marítimas y su transfusión de agua dulce a los océanos del mundo es vital para evitar la acidificación de los mares. Un fenómeno que se ha disparado un 30% desde la Revolución Industrial y que está acabando con los corales del mundo.


10. No más osos polares
A todos nos encanta el rollo de los osos polares, pero no hay que ser un genio para darse cuenta que sin polo, no hay osos polares. Como mucho, acabarán por exiliarse (los que se las ingenien) en las costas de Sibería; a unos 800 kilómetros del polo. Una vez que vayan llegando a las Bahías del Mar de Kara, lo más probable es que se vayan convirtiendo en filetes.

        El oso polar, uno de los mayores depredadores del planeta barrido por el CC. 

9. El hogar de 4 millones de personas
Mientras que Santa Claus probablemente se exilie en un resort tropical, las otras 4 millones de personas que viven allí tendrán que desplazarse y sumarse a la caravana de refugiados climáticos, a quienes no dudaremos en no acoger en en Europa. Esquimales e Innuits tendrán que aprender en como pescar sus sutento en las duras junglas de asfalto que se convertirán en su futuro hogar.


        Los innuit serán una de las maravillosas culturas cuya tierra puede desaparecer.

8. El ártico ya perdió parte de su biodiversidad
Puede que ya no nos acordemos, pero durante el siglo XIX (1800) el Ártico perdió gran parte de su biodiversidad a causa de los balleneros y su búsqueda de aceite de cetáceo para iluminar quinqués de medio mundo. Las ballenas y los hermosos narhwal estuvieron a punto de desaparecer. ¿No hemos aprendido nada? La verdad es que resulta muy triste que volvamos a cometer los mismos errores que ya pusieron al Ártico en peligro hace 200 años. 


      Seguimos cometiendo los mismos errores aunque conocemos las consecuencias.

7. El temido deshielo del permafrost
Una de las peores cosas que pasaría si el Ártico se fundiese sería la liberación de 70 gigatoneladas de dióxido de carbono que se encuentran atrapadas en el vórtice norte del planeta. De hecho, los gases de efecto invernadero que hay bajo el hielo de nuestra orbe ya han liberado 10 gigatoneladas de gases de efecto invernadero,  aunque los científicos esperan que se escapen totalmente del polo si la temperatura de la Tierra aumenta por encima de esos 1.5 grados que constituyen los Acuerdos de París.


       Grandes concentraciones de Permafrost restan apaciblemente dormidas bajo el suelo del Ártico.

6. Se alterarán sus corrientes
El Ártico funciona mucho como un refrigerador situado en los extremos del planeta que absorbe las corrientes de aire caliente de los trópicos y las transmite a las latitudes norteñas, haciéndolas más habitables. Si desaparece el Ártico, podríamos perder esas corrientes y el calor quedaría concentrado en las latitudes ecuatoriales del planeta. Eso significaría un aumento de los desiertos y de la erosión de las selvas forestales del planeta.

  El sistema de corrientes genera los climas templados y crea sostenibilidad.


 5. El eje del planeta se está marchando de vacaciones
Como si el eje de nuestro planeta no quisiera saber nada de todas estas movidas que están pasando en el norte, se está marchando a toda prisa desde las postrimerías del circulo Ártico hasta el norte del Reino Unido. Ese punto figurado desde el que el planeta se mueve por el espacio tiene unas implicaciones en nuestra deriva cósmica, sí; pero también en el ciclo de las estaciones, los monzones y las sequías. De hecho, ha cambiado tanto que hasta el propio campo magnético de nuestro orbe ha alterado la manera que tenía de filtrar las partículas cósmicas que llegan del espacio. 


          La estela electromágnetica es la huela de la Tierra en su viaje a través del cosmos. 



4. Adiós al escudo protector de la Tierra
Los polos y superficies nevadas del planeta funcionan como un escudo protector que envía de vuelta parte del calor que recibimos del sol. Se llama efecto Albeldo y es una función que realizan los polos, los picos nevados y los glaciales del planeta. Tenemos un para rayos natural que regula la temperatura de nuestro planeta y lo convierte en un lugar habitable. Sin él, la temperatura subiría exponencialmente y otros sumideros de carbono como el óceano se verían sobrecargados, con el prejuicio de los seres que allá viven.

     
   La reflexión de las capas de hielo del planeta es muy util para rebajar la temperatura del globo.

3. Jaque mate al mar
El otro gran método de atrapar el calor que tenemos son los océanos, que absorben dióxido de carbono (una molécula que atrapa el calor) y se la llevan a sus entrañas. Dentro del mar, el dióxido de carbono se junta con otra molécula de agua (H2O) creando un ácido, el anhídrido carbónico. Hasta aquí todo normal, pero en los últimos 150 años ha subido un 30% el nivel de acidificación del mar a consecuencia del aumento del calor, provocando la casi desaparición de los arrecifes del planeta. Quitar los polos de la ecuación, sería trágico para los óceanos y la Tierra.



        El cambio en la salud de los corales es brutal y acabará con ellos. 



2.  Las temperaturas se harán más extremas
Los polos son una especie de casa de cambio de las corrientes del mundo. A medida que el hielo desaparezca de los polos del planeta, las corrientes de aire caliente que provienen de las zonas desérticas del planeta, no tendrán donde dejar marchar ese calor que arrastran y volverán al ‘circuito’ sin haber descargado. El efecto, según los científicos, será que las temperaturas se hagan más calientes en los trópicos y se acentúen en las zonas norte.


         El desierto del Sahara, por ejemplo, se expandaría hasta el corazón de África.

 1.El mar subirá 200 metros, provocando grandes inundaciones
Si no estás contento con el pobre pakistaní que abrió una tienda en tu barrio después de ahorrar toda su vida y das tu voto a la ultraderecha más roñosa, que te alegre saber que países como la India, Algería o Indonesia desaparecerían si los polos se funden. Los refugiados, claro, tendrán a Europa como preferencia… Y muchos acabarán en tu barrio. Así, que si lo que realmente quieres es mantener esa identidad nacional tuya, te aconsejo que empieces a luchar contra el Cambio Climático. Sino lo haces por ti, al menos hazlo por tu país. 

   
        Los territorios con grandes planicies serán muy sucesptibles de desaparecer.

¡Recuerda que puedes encontrar más historias sobre el CC en nuestro Facebook o Twitter!


Más historias sobre apocalípsis, cambios climáticos y gente de la selva: 

- Últimatum en el Ártico
- La amplificación solar nos va a freír vivos
-10 locurizas cuotidianas para luchar contra el Cambio Climático
- Los grandes monos están desapareciendo